0

50 imágenes con frases hermosas sobre la amistad

A veces el hombre se basa en los lugares comunes. Podemos decir que es algo lógico, una realidad que da cuenta de las limitaciones de un intelecto que no puede conocerlo todo. Entonces erigimos la vida por lo que dice la mayoría, nos sometemos a lo gregario ya que mil moscas no pueden equivocarse. Y la verdad es que sí, que el número no indica absolutamente nada, además que la pereza excesiva a veces no suma. San Valentón no es solo el día de los enamorados tradicionales, sino que da cuenta de otra clase de amor, tal vez tan importante como el primero: los amigos. Hacia ellos nos dirigimos ahora, por eso te mostramos 50 imágenes con frases hermosas sobre la amistad.

 

Imágenes con frases sobre la amistad

La amistad es un divino tesoro ¿No nos damos cuenta que el mundo puede ser hostil, oscuro, francamente injusto? Seguro que sí, pero a veces lo olvidamos gracias a esas compañías que hacen más hermosa nuestra vida.

 

Las amistades puede superar obstáculos, falta de coincidencia en pensamientos, peleas, lejanías. Sí, el amor siempre es más fuerte cuando se sigue conservando intacto.

 

Esa es la sensación que tenemos con los amigos: nuestro mundo se puede desmoronar absolutamente, pero los tenemos a ellos para que nos brinden amparo y protección fuerte.

Lecciones pequeñas. medianas o enormes, todo eso nos dan ¿O pensamos que solo un anciano venerable vestido con una toga puede hacerlo? No. La gente de nuestra misma edad también naturalmente.

 

Las personas que aman fuerte están hechas de algo que las convierte en inolvidables. Siempre las tenemos presentes en la cabeza; son partes indispensables en las vidas de cualquiera.

A veces solo necesitamos gente que nos reinicie, que nos refresque, que genere con sus buenas vibras un antes y un después, un volver a comenzar. Sí, los inicios tienen esa belleza: en algún punto se puede decir que no a lo malo u oscuro.

No es que seamos seres aniñados, pero el ser humano necesita de cierto gregarismo cercano. Y no solo para el momento malo, como si el amigo fuera un bombero que apaga los fuegos del espíritu. No, la verdad que la felicidad no es tan mezquina para disfrutarse solo.

La distancia no es ningún impedimento para el amor. Hay que comprender que la verdadera amistad, pese a cualquier vicisitud de la vida, nos prende de alguna forma al otro. Llámesele hilo, energía, lo que sea. Estamos con el amigo y él con nosotros.

 

 

La vida puede ser bella incluso, aunque sabemos que necesitamos darle una vuelta de rosca, sazonarla de un mejor modo. Para eso están los amigos, claro está. Esos muchachos son los perfectos rompedores de rutinas.

Y uno los escoge, lo cual da un sentimiento de libertad absoluta. No hay tiranía, no hay imposición alguna. Simplemente somos nosotros seleccionando a esos seres entrañables ante cada paso flamante que damos en la vida.

 

El tiempo es relativo para el amigo ¿Qué queremos decir con esto? Algo muy simple: como una especie de prestidigitador siempre logrará hacernos un hueco, lo cual para él no es esfuerzo, sino un sabroso placer.

Ser amigo también es estar un poco pendiente del otro ¿Pendiente por qué motivo? Pendientes por amor, claro está. Si ese sentimiento es genuino, vamos a querer siempre lo mejor de ese prójimo tan entrañable.

 

 

No se le puede poner final a la verdadera amistad. Incluso en peleas un tanto fuertes, sabemos que alguna solución habrá. Tal vez no con palabras, sino con los mismos actos que vuelven a unir.

 

Eso sí, querido lector, nunca te olvides de un precepto para cualquier clase amor (introducida la amistad): se nutre con la demostración.

 

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *