0

55 Imágenes con frases motivadoras de la vida, el amor y el éxito

La vida nos somete constantemente a pruebas ¿Por qué? Porque salvo que seamos una especie de cáscara vacía o tengamos todas las posibilidades materiales, por lo general nuestros designios chocan con la realidad, que tal ves siga otros, muchos. Entonces en lo anímico eso tiene consecuencias según nuestro carácter. Algunos se ofuscarán, otros quedarán timoratos; también deben existir, quienes intenten una y otra vez, sin cejar, ya que entienden que aunque cueste todo puede ser materia maleable de la voluntad. Dirigidos a ellos y a quienes quieren cambiar va este posteo, con 55 imágenes llenas de frases motivadoras de la vida, el amor y el éxito.

Imágenes con frases motivadoras

Siempre es bueno obtener algo de motivación en la vida, encontrar soluciones con buena energía, humildad y una disposición positiva. Podemos no encontrar esos estímulos rápidamente, pero siempre hay buenos desempeños.

Es importante darse cuenta que si se quiere algo se tiene que luchar por ello. A veces no es sencillo, parte de la vida es errar y frustrarse, pero con trabajo siempre se puede. Y si el cometido no se cumplió, por lo menos sentir que se estuvo cerca y encaminarse mejor para otra ocasión.

Derriba cualquier roca que haya en el camino, deshazte de los obstáculos aprendiendo que pueden eclosionar, pero no perjudicarte en tu andar. Tú eres mucho más que ellos, siempre.

 

Retos, desafíos, así hay que entender los problemas. Un mirar tan mágico que no cambia el entuerto, sino a la persona que lo vislumbra y quien lo divisa es todo.

Un trabajo bueno siempre es bien recompensado. No se necesitan grandes espectadores. Incluso uno puede decir lo contrario: es más noble el excelente accionar cuando nadie vislumbra más que uno. Quizás ese sea el sentido o la aspiración máxima de la moralidad.

 

Sigue lo que te dice tu corazón, siempre. Porque lo que te agrada debe ser; de lo contrario vivirás en una mascarada insostenible. No hay nada más poderoso, recuerda, que el hombre que está en donde quiere estar.

Si tu lo crees posible no lograrás el objetivo inmediatamente, pero será un enorme paso hacia el cometido, siempre.

 

La rutina a veces mata, aburre, aunque de seguridad incluso. Necesitamos un poco de aventura para motivarnos. Tal vez nunca dejamos de ser algo de niños por ese gran motivo: ver las cosas oblicuamente o de manera enrevesada.

Un deseo que queda en la no materialidad no pasa de ti mismo. Tal vez se vuelva un instrumento de tortura porque pincha pero no alcanza para atacar. Los objetivos, en cambio, se dirigen a la vida, luchan por transformar el mundo para que se les haga verdadero lugar.

La vida es lucha, bregar por lo que queremos, porque a veces no es sencillo conseguirlo, porque nos cuesta a nosotros o debido a que otros lo quieren.

 

La fortaleza física no es todo ni mucho menos. Se necesita, al contrario, espíritu, enjundia, ganas, ingeniosidad, inteligencia. Sí, para obtener tus grandes objetivos.

Erradica la posibilidad de rendirse, erradica la idea de no lograrlo. Cuando eso sale de tu mente solo obtiene un cariz: pasa a ser algo descabellado.

Espera todo de ti, siempre, porque solo tú vives en ti mismo. A la larga los sueños se cumplen, siempre.

 

Un viaje da siempre experiencia, nos convertimos en otros y a veces nos sorprendemos de lo que fuimos.

 

La indeterminación nuestra y del mundo dan lugar a lo más increíble de todo: la contingencia de que todo es posible.

 

 

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *