0

Imágenes con frases positivas para comenzar bien la semana

Comenzar. Una palabra bella, sencilla, hasta escueta, pero que cuando la llevamos a la realidad cuesta. Siempre el comienzo es un quiebre con algo que se hacía y ya no, hay un cambio, una separación, casi un tipo de cesura, de ahí la dificultad. La inercia es lo contrario, por eso amamos tanto la rutina. Un comienzo es un inicio y siempre contrae una modificación. Los principios de semana son así: pasamos del goce, la autonomía, la falta de horarios, a la obligaciones y preocupaciones de las labores (generalizando, claro está). Por eso te mostramos imágenes con frases positivas para comenzar bien la semana.

 

Imágenes con frases de comienzo de semana

¿Realmente el primer paso determina al resto? Muchas veces nos fijamos en esa creencia; pero en otras hacemos caso omiso y lo que comienza siendo una mañana de protestas termina en una jornada hermosa. La verdad que no tenemos recetas justas; lo mejor es que tú encuentres las propias.

Vemos con asombro y miedo la plétora de actividades que quedan por hacer en la mañana, pero las afrontamos con certezas y seguridades ¡Siempre se puede!

El hombre debe darse cuenta de una vez por todas que con buenas resoluciones y mejores pensamientos cualquier sueño se puede lograr.

 

Los lunes son la primera oportunidad para cumplir tus sueños. Que el tiempo nunca sea media para un fin, abrevadero para otras criaturas; sino algo anhelado en sí mismo, un recuerdo que no podemos desperdiciar porque es finito. Sí, a veces olvidamos eso.

 

 

Muchas escuelas filosóficas en la antigüedad realizaban un examen de conciencia antes de despertarse y de dormir. Se proponían un plan moral y luego seguían adelante. Son formas para aprovechar eso hermoso que nos rodea y solemos llamar vida.

Tratemos de ser un destino. Que todo lo que nos propongamos se cumpla. Para eso se necesita mucha fortaleza. Solo un individuo cuya palabra y accionar vale puede hacer eso.

Las personas negativas no nos suman. A veces hay que seguir adelante y escoger de manera concienzuda las querencias.

 

La palabra sueño suele tener mucho de ideacional, de aspiración, de algo que nos queda tan lejos que simplemente funge de contemplación. Pero no: acostumbrémonos de hacerlo bien real y asequible.

 

La vida es hermosa y eso equivale a su totalidad. No hay momentos lindos y feos en lo absoluto. Desde esa perspectiva tiene que ser todo bello porque justamente somos la personificación de un milagro ¿O alguien sabe con certeza el porqué de estar en el mundo?

Si las sonrisas nos predisponen de mejor forma, si la podemos utilizar casi como herramienta de potenciales alegrías, bienvenidas sean entonces. Una buena batería de ellas y llevarlas a todas partes.

 

Creer en tus sueños aunque suenen descabellados ¿Descabellados para quién? Seguramente para el resto, pero no para ti. En la seriedad de cómo te los tomas está bien vista la fuerza de su potencial realidad.

 

Y si te gusta bailar, baila. Porque la vida solo puede generar eso: que las estrellas se vuelvan faros danzarinos.

Gratitud con todo y siempre. Eso nos da un talante ante la vida no renegado ni mucho menos resignado. Sería como si nuestra razón fuera a la par de la razón universal. Es una manera de hermosa de adaptarse al orden del mundo.

Siempre de lo malo se puede extraer algo bueno, positivo, que nos genera sonrisas.

Ser feliz es no tener tantas preocupaciones. Pero no porque no existan, sino porque sabemos que podemos ser lo suficiente serios para resolverlas y que nuestro humor no deje de ser bueno.

Los lunes no son pretextos para lograr nuestros sueños.

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *