0

Imágenes de buenas tardes para compartir

Las tardes tienen algo especial. El crepúsculo claro a lo lejos, la vuelta cansina de la gente luego de una jornada cansadora, un tiempo más lento, más parsimonioso todo porque en definitiva sabemos que adquirimos, de golpe, un poco más de flexibilidad. Estamos con pocas energías, aunque tranquilos por haber cumplido o sabedores que la jornada próxima puede ser mejor, una que acaree más oportunidades, facilidades y objetivos. Así es la vida: un largo andar, un derrotero sinuoso, con muchas sorpresas y también un buen número de seguridades. Siempre quisimos hacer una loa a la tarde, por eso te presentamos imágenes de buenas tardes con frases para compartir. Como siempre, te traemos el mejor material ¡No te pierdas el posteo!

Bellas imágenes de feliz tarde

El ave de Minerva levanta vuelo tranquilo de noche. La nocturnidad atrae en su tranquilidad, en su anonimato, en ese sopor tan hermoso que invita a lo onirico. ¿Pero la tarde? La tarde tiene esa perfección de lo contiguo: tomar rasgos de lo que está tan próximo. Entonces este fragmento del día exhibe similares rasgos: la gente se apaga, de a poco, bien puede recuperar sus energías propias, su voluntad, sus ganas de terminar el día como se le plazca y al ritmo que sea. Puede hacerse una analogía con esas palomas que se ocultan ante el febo cuando se mete en el horizonte y cantan sus últimos graznidos, deseosas de descansar un poco y recargar energías.

La tarde es hermosa y hay que disfrutarla, como cualquier momento de la vida, aunque también como un episodio particular. Porque de eso se trata la existencia: hay una extraña dialéctica entre lo particular y lo general, entre cada fragmento que debe vivirse como vital y único, pero dando siempre el mismo peso a las restantes jornadas. ¿Es contradictorio? Para nada.

Imágenes de buenas tardes para compartir

Y la tarde deja algo en evidencia: una ruptura ¿Qué es? Un quiebre, un punto bisagra, un antes y después sondeado por una cesura. Pasamos del tiempo alienado, de ese guiado por otros, el de la dependencia; a uno que es autónomo, con el que se parte por otras latitudes, la mejor seguramente para nosotros, porque es la propia. Es decir, el centro de decisión somos nosotros y eso es encantador. Nos encanta porque sentimos la libertad de realizar, ejecutar lo que queramos.

Las siguientes imágenes reflejan o construyen un poco esa alegría.

Más imágenes de feliz tarde para dedicar

Y el cuerpo de a poco se desactiva. En la jornada laboral hay un rictus propio ante la necesidad de respuesta. Sí, no sabemos de dónde puede venir la petición, qué clase de consejo, tarea o lo que sea se aproxima para avasallarnos y lo sabemos sortear, claro está. El cuerpo de la tarde es uno relajado, con el que los músculos pierden tensión, uno que no está tan atento a cada cosa que pasa o puede suceder. Es como que en el devenir de las horas nos parecemos más a lo que seremos en el lecho: algo sin motilidad, un ser en descanso presto para cargar energías y volver a comenzar. Porque la rueda nunca termina de girar, al parecer, o por lo menos por un buen tiempo.

Frases de buenas tardes para compartir

Aquí, entonces, te dejamos un buen número de imágenes, 50 en total, listas para descargar, compartir, dedicar o simplemente vislumbrar en soledad. Como siempre, te decimos y aclaramos que el puente entre el emisor y el receptor empíricos es enorme, ciclópeo, así que bien este último realiza con las imágenes y el material general lo que desee. Lo importante es que sea de tu agrado, querido lector.

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *