0

Imágenes de comidas livianas y frías: ideal para el verano

Con muchos grados de temperatura se hace difícil consumir comidas sumamente preparadas y calientes. El cuerpo, por lo general, pide algo liviano, algo que mate el hambre pero que no sea muy abundante, ya que el foco esta puesto en la hidratación, vital en la época estival. Por eso, aquí te mostramos algunas imágenes de comidas ideales para el verano que arrecia y que puedes llevar a la práctica en forma sencilla ¡No te lo pierdas!

comida 1

Imágenes de comidas livianas para el verano

Llega el verano y el calor arrecia. El resultado de ello lógico es siempre lo mismo: no tanto apetito, sí mucha sed. Hay que alimentarse, obviamente, pero de manera liviana. Aquí, por nuestra cuenta, te damos unos sabrosos ejemplos.

comida 2

El arroz con atún es un clásico de siempre. Los nutrientes que aporta y su frescura es increíble. Salvo que sea arroz integral, tener cuidado con su consumo nocturno.

comida 3

Pollo, arroz, tomate, arvejas y todo lo que gustes. Una ensalada fresca para estar del mejor ánimo y alimentarte.

comida 4

Clásico de clásico: melón con jamón crudo. Muy atinado como tentenpie en las cenas importantes; pero también puede ser un plato principal rico si queremos algo frugal.

 

comida 5

 

comida 6

comida 7

El ser humano come como cualquier otro ser vivo, pero no lo hace de cualquier manera. Comer es un arte donde el buen gusto y el placer que genera se entrelazan de modo complejo. Sería una absoluta falta de intelecto y profundidad pensar que con llenarnos la barriga basta.

comida 8

comida 9

El pollo no viene mal, sobre todo si ya está cocinado y lo ingerimos frío. Solo con alguna ensañada o emparedado de la mejor manera.

Rollos de jamón cocido con arroz y atún. También se puede jugar con otros ingredientes. El juego de sabores es extremo.

El salteo de vegetales de todo tipo siempre queda bien; aunque también puedes añadir hongos como champiñones bien cortados. Si no te gustan mucho crea trozos bien chiquitos, de lo contrario grandes no quedan mal en una ensañada.

Lo agridulce siempre es una variante buena.

Suele decirse que la última comida es la más liviana. Y si realmente nos hemos alimentado bien todo el día, la dificultad de semejante tarea tendría que ser nula.

Emparedados con sabores variados y mucho verdor.

Emparedados, ensaladas de todo tipo, tomates rellenos, arrollados, son los platos típicos para tener una cena sencilla, fresca y no tan cargada. Naturalmente que lo último siempre dependerá del contenido que pongas a esos platillos. Es decir, si con el tomate abusas de la mayonesa, una de las premisas no se estarían cumpliendo.

Esperamos que estos platillos los lleves adelante. Siempre hay oportunidad para probar algo nuevo.

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *