0

Imágenes con frases sobre la familia, la escuela y la educación

El iluminismo como movimiento filosófico poseía una excelente premisa en cuato a la pedagogía: todas las personas están en situación de pie de igualdad, lo que quiere decir que la educación bastaba para hacerlos mejores. Algo eximio porque colocaba a todos en el mismo plano y le daba a los procesos didácticos una sustancialidad sin igual. Sí, el hombre es perfectible, puede mejorar y, sobre todo, él mismo lo tiene que entender de esa forma. Un tópico muy bueno para comenzar o seguir cavilando en cualquier momento. Por eso aquí te presentamos imágenes con frases sobre la familia, la escuela y la educación ¡Imperdible!

Imágenes con frases sobre la familia

La familia suele ser comprendida como el primer agente de socialización y educación de los niños. Recordemos que si estos son los futuros cuidadanos, aquellos seres que guiaran el mundo y sus sistema, nos hace evidentes una gran verdad: los padres poseen una enorme, insospechada e insoslayable responsabilidad.

Pero no pensemos solo en cuestiones intelectivas, como si el ser humano fuera un manojo de análisis, especulación y lógica bien mezcladas. El ánimo, las emociones son el fundamento de todo, de ahí que las familias sean excelentes lugares para enseñar respeto, abrigar ante las inclemencias de afuera, dar cobijo y desarrollar el interés del niño.

El lazo de sangre muchas veces no basta, de ahí que en ciertas circunstancias poco apetecibles en cuanto al parentesto, sea más fuerte una buena amistad. Sin embargo, si a lo sanguíneo le adosamos el amor, el respeto, la abnegación y todos los valores positivos en los lindos ejemplos, no hay vuelta que darle a la cuestión: la familia pasa a ser un constructo invencible.

Nos alocamos por ese nuevo objeto, por tal auto o televisor, casa con ciertas dimensiones; poder, honores, vínculos atrayentes y, de todos modos, soslayamos lo más esencial que es el amor de nuestros afectos. Sí, la fortuna no está en una cuenta bancaria  ni en una billetera abultada, sino en la familia, verdadero semillero de algarabía y felicidad.

Los padres deben estar presentes, es casi un apotegma indubitable. El buen ejemplo, el traspaso de valores importantes, la constancia en su ejecución solo se llevan adelante con la carne viva paternal, bien cerca para corregir, ser una suerte de ortopedia del pequeño ser humano que hace sus primerizas armas en la vida.

El amor en la familia tendría que ser algo indestructible, que por más que pasara el tiempo no se agotara. Realmente cuando nos desviamos de ese camino hay que pensar la cuestión dos, tres, miles de veces.

No podemos culpar a los niños de lo que hacen, de sus actitudes y accionares bien afincador. En rigor de verdad, la escuación es bastante simple: el padre, quien vino primero al mundo, debe encargarse de semejantes menesteres.

El mundo para el niño es algo lejano y mediado. No puede cavilar ni sospechar sobre miles de procesos que se suscitan tan lejos que apabulla esa lontananza. En ese sentido, la familia es el único agente mediador, llevando adelante esa suerte de dialéctica entre lo interno absoluto y el exterior real.

Imágenes con frases sobre la escuela

Escuela y educación son casi sinónimos, de ahí que en este posto se aúpen ambas temáticas de una manera inextricable. Ambos tópicos deben ser pensados sin cesar, porque hablamos de algo que siempre acaece, por lo menos hasta que el hombre deje de existir.

El concepto de inclusión conlleva su opuesto que es la exclusión. Pero pensemos un segundo:¿no es una idea hermanada, por más positiva que se la crea, con una realidad de discriminación? Así lo es: las escuelas deben aprender a que el verdadero valor es el respeto, sobre todo cuando hablamos de una actitud parsimoniosa frente a lo que es diferente.

La educación debería ser amor. Y si no lo es, que no sea nada. Hablamos del proceso más importante de la historia del ser humano, sobre todo cuando lo reducimos a la escuela, de ahí que toda pulsión cariñosa deba ser necesaria, indispensable como agua en el desierto.

Sea como sea, nunca tomes a la ligera la educación del niño.

Solo erra quien hace, solo erra quien se considera lo suficientemente valeroso para por lo menos intentar. Poco importa que ese denuedo quede en un franco conato, ya que el hecho de afectar la materia tiene su recompensa en sí misma; habla de gran madurez. Por otro lado, quien solo imagina y no actúa, queda en una coyuntura desesperante.

La inteligencia no es todo en la vida, si no ha habido una educación que apele al respeto, a la abnegación, a la empatía que no es más que esa capacidad de ponerse en piel del otro, a la misericordia y todo lo que consideres más o menos digno en esta vida.

Las ideas son frutos y como tales tienen un proceso de desarrollo hasta llegar a su maduración. Como eduadores se deben implantar muchas de aquellas y crear una individualidad capaces de exhibirlas a su tiempo. En estas cuestiones no puede haber apuro; el tiempo es seriedad, esfuerzo, proceso.

Imágenes con frases sobre la educación

¿Quiéres realmente un mundo mejor? ¿No es mera retórica o vocablos para vanagloriarse? Bueno: educa al próximo soberano; educa al niño de la mejor manera posible y con una seriedad asombrosa.

La educación siempre tiene un correlato sobre la realidad, debido a que incide sobre el hombre que la determina. La historia es humana, la hace el hombre y si toma a veces caminos que no agradan esa premisa no se pierde; otras personas también la realizan.

El niño es una tabla rasa, en blanco y lista para absorber como la mejor de las esponjas. Por eso es importante que los educadores estén preparados, que sientan amor por su profesión o por el quehacer momentáneo ¿Por qué decimos lo último? Muy simple: en la vida de un infante educadores son los maestros, los familiares, los adultos mayores, los padres y podríamos seguir añadiendo, con distintas preponderancias, agentes vitales en tales procesos.

Un día que no se ha leído es un día perdido. El hombre en estos tiempos suele desdeñar semejante tecnología antigua, ni hablar si encima esta apoyada sobre libros de papel. Sin embargo, mencionamos algo de vital importancia, desde el momento que le otorga al niño/joven la facultad de percibir otro mundo, tal vez más justo.

Hay un fundamento humanista en la educación germinal y crucial: cada ser humano es milagro y potencia, indeterminación de poder ser miles de cosas. Como adultos nunca echemos a peder esos hermosos manojos de sueños.

La cuestión no es del contenido, tal vez olvidado con el paso de un exiguo tiempo. Es la estructura, el continente, las formas que se llenan de nuevos saberes siempre latentes y luego presentes.

Todos somos ignorantes, y es un dicho que puede molestar porque solemos, equivocadamente, asociar ignorancia con algo negativo. Lo malo no es reconocerse en semejante estado, sino no hacer absolutamente nada para salir de éste. Hay que sacurdirse esos yugos y tener siempre la humildad que la formación es infinita.

Nada de asimetría en la educación, cuestión que crea verdaderas murallas entre educador y educandos. Mejor un puente pletórico de interacciones. Es una buena salida.

 

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *