0

Imágenes Illuminati: Símbolos, Significado, Historia y curiosidades

El ser humano, en muchas circunstancias, posee una tendencia a hastiarse del presente, de lo positivo de la realidad, a veces sin opacidades; pero, por lo tanto, también sin sorpresas. En tal contexto, aparecen teorías, conspiraciones, ideas que pudieron contener raigambre empírica en un momento, pero cuyos desarrollos tomaron muchas formas, a veces infundadas. Las sociedades secretas no son la excepción, por eso a continuación te presentamos imágenes Illuminati: símbolos, significado, historia y curiosidades. 

 

Imágenes Illuminati: Símbolos

La simbología acompaña a la humanidad desde tiempos remotos. Una buena forma de expresar, representar y, por qué no, compendiar ideas que pueden ser complejas. También, sobre todo en el caso de los Illuminati, un modo de transmitir conocimientos que debe contar con tintes esotéricos por su esencia y por los riesgos de prohibición. A continuación te presentamos algunos.

Símbolo cargado de religiosidad, ya que indica el número de la Bestia en el libro de Apocalipsis. Representa de algún modo la perfección del hombre, lejos de la presencia de Dios y cerca de la de Satanás.

 

Decir que los Illuminati se veían a sí mismo o se ven a sí mismos como dioses puede sonar sumamente exagerado. Lo que sí es fundamentado es que se tenían por personas más elevadas, según un rasgo elitista, ya que ellos eran racionales y podían ver las carencias del mundo para mejorarlo. El ojo que todo lo ve indica la capacidad de los masones o de estas sectas de vislumbrar absolutamente todo.

 

El búho es un símbolo histórico de los Illuminati, ya que el mismo indicaría la sabiduría. Es que los iluminados eran pocos y solo ellos poseían un saber por encima del que contaba el vulgo.

 

Aquí tenemos un claro ejemplo de la sumatoria de la pirámide con el ojo que todo lo ve, que se puede vislumbrar en los dólares (figuras tan dispares en el tiempo como Jefferson y Roosevelt habrían sido masones). La explicación común es que los trece compartimentos o escalones de la pirámide dan cuenta de los trece estados norteamericanos, aunque otros hablan de trece grados en el rito de los iluminados de Baviera, culminando en el Ojo de la Providencia.

La serpiente, por lo menos en el Antiguo y Nuevo Testamento, es la tentación, lo negativo del conocimiento prohibido y lo que indujo a la duda a aquellos humanos remotos.

 

Pirámide y ojo, posiblemente el símbolo más conocido de los iluminados. Una secta es, por lo general, un grupo reducido, considerados elegidos para alguna misión y con un saber sumamente restrictivo, valioso. De ahí que la pirámide sea la figura perfecta con una base amplia, pero un pináculo sumamente reducido.

 

¿Cuál es la verdadera historia de los Illuminati?

Adam Weishaupt, su fundador

 

Mucho se ha dicho de los Illuminati ¿Miembros con un poder exorbitante que controlan los designios mundiales? Así es ¿Sujetos que hacen  y deshacen tras bambalinas? También ¿Personificaciones del Anticristo tan variadas que pueden pasar desde una cantante como Beyonce hasta una reina como Isabel II? Por supuesto. Pero seguramente la pregunta más propicia debe ser la que desune la realidad de la ficción, lo que es un dato comprobable históricamente a la sentencia paranoide del vulgo.

En rigor de verdad, como sucedida en múltiples sitios de Europa (incluso había sectas religiosas, las que más abundaban), los Illuminaties, en latín iluminados, fueron una secta pequeña de Baviera, actual Alemania. Un grupo de personas con ciertas afinidades filosóficas, anti-clericales e ideológicas en sentido lato, un grupo creado un 1 de mayo de 1776 al calor de las ideas que luego, por ejemplo, darían piso fundamental a un suceso tan sustantivo como la Revolución Francesa

¿Y qué querían esto iluminados? Como la palabra lo indica, estaban imbuidos, a grandes rasgos, en ideas iluministas, por ende su programa se oponía a la superstición, consideraban a la religión un factor de retraso, hacían hincapié en la racionalidad del existir, eran antagónicos a los abusos de la monarquía y, lo anuncian los más aventurados, bregaban en favor de la igualdad de derechos con la mujer y la educación de esta última. Esgrimían un vocabulario, asimismo, a favor de la igualdad, la fraternidad y la libertad; es decir, creían en un mundo perfectible, ya que el actual era un error y podía medrar gracias a la obra de la divina razón. Como se vislumbra: un programa de ideas lo bastante progresivo para la época. Y naturalmente fue así, ya que luego de algunos años donde gozó de un crecimiento meridiano, los Illuminati fueron derogados por el gobierno de Baviera con el apoyo de la Iglesia Católica y los sectores conservadores de la sociedad. Algunos mencionan 1785, otros 1786 como fecha de la disolución.

Hasta ahí contamos con datos fundados: un grupo de iluministas que conforman un grupo con rasgos masónicos (secreto, elitista, con ritos de iniciación y fuertes jerarquías) y funcionan más o menos durante un tiempo. Digamos que algo sumamente natural en un período previo a grandes convulsiones, en el que la formación de la opinión pública tenía un accionar evidente ¿Y el mito?

Illuminati: significado y curiosidades

Y el mito eclosiona con las múltiples curiosidades que emergieron con los años. En primer lugar, la inclinación a suponer que los Illuminati no fueron un grupo en un período de la historia determinado, sino múltiples, variados, poderosos y que siguen ejerciendo su fuerza tras bastidores. Naturalmente, acaecieron una enorme cantidad de grupúsculos con ideas de la ilustración en estas fechas, pero de ahí a demostrar una conexión existente entre sí hay un enorme paso. En segundo lugar, lo que fue en un momento un conjunto de personas con ideas sumamente progresistas de la realidad pasó a ser, con el tiempo, un cúmulo de satanismo, simbología abstrusa de distintas latitudes y mucho oscurantismo irracional ¿Qué tiene que ver Lucifer en estos menesteres con el hecho de buscar una sociedad donde las ideas religiosas, precisamente, no tenían lugar porque eran aberraciones que no podían superar la luz de la razón? Dentro de la marea paranoide también emergen enormes modificaciones, a veces difíciles de entender. Tercero, los Illuminati, actualmente, estarían compuestos no por personajes más o menos influyentes de una población pequeña como era Baviera en el siglo XVIII, sino por empresarios, políticos influyentes, altos cargos de multinacionales, banqueros adinerados, actores de predicamento, cantantes idolatrados por multitudes, etc, que tendrían un poder tan enorme que modificarían el mundo (si es que realmente ya no lo están haciendo). Naturalmente, todo esto es imposible de comprobar, así como esa idea que anuncia que John Kennedy fue asesinado justamente por oponerse a las sociedades secretas, es decir, un mensaje de no estar contra ellos. Cuarto, los Illuminati buscarían modificar el Nuevo Orden Mundial, destrozando la Iglesia, que es la católica, obviamente, y cualquier rasgo tradicionalista ¿Pero cuál es una idea iluminada y cuál no? Porque si es así mucho de este propósito no solo no se estaría efectuando, sino que gran cantidad de personas estarían a favor, por ejemplo, de la mayor igualdad entre el hombre y la mujer (algo por lo que todavía se lucha).

Los Illuminati portan en la actualidad diversos rostros, porque precisamente no se conoce ninguno y ante un vacío evidente hay que llenar con teorías. Algunos psicólogos hablan de una patología social cuando el pueblo se inclina a las teorías conspirativas o incluso de un modo de paliar realidades que a veces están llenas de frustración; una forma de racionalizar. Sea como sea, diversos estudios han arrojado resultados de que en grandes lineamientos un sinnúmero de personas cree en conspiraciones, aunque no sea más que modos de explicar no solo lo inexplicable por lo complejo, sino por ser poco cercano a las fuentes de información asiduas ¿Y qué más intrincado, remoto e imposible de demostrar que los Illuminati?

 

 

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *