0

Hermosas imágenes con mensajes y frases de “Buenas Noches”

Con los años aprendemos muchas cosas. Un gran sabio solía decir que la condición principal de la sapiencia no era tanto el engullir libros o el ser perspicaz de forma innata, sino la mera recursividad. Sí, hacemos las cosas tantas veces que algún fruto caído podemos extirpar de semejante árbol. Para nuestro tópico, digamos que aprendemos de algún modo que es vital irnos a dormir con buenas energías, pensamientos positivos y todo lo que se parezca. Lo malo, la discordia, el altercado, lo oscuro es un nudo en el pecho que trae como corolario el peor de los descansos. Aquí te damos una pequeña ayuda para que eso no ocurra, por eso te mostramos hermosas imágenes con mensajes y frases de buenas noches.

Imágenes con frases hermosas de buenas noches

Es bueno irse a dormir de la mejor manera, con energías positivas, siempre pensando en lo mejor respecto al porvenir ¿Y eso por qué? Porque el descanso es vital, estamos hablando de la recarga diaria de esa bateria que nos mantiene despiertos, productivos y, aunque no se crea, felices. Somos máquinas sutiles, pero máquinas al fin y al cabo.

Shh, silencio. Eso es lo que necesitamos en esas horas tan vitales en nuestra vida. Un sueño rico, placentero. Un gran personaje de una enorme obra de teatro solía decir que quien soñara todos los días que era rico, aún siendo pobre, no tenía nada que envidiarle al rico que en su mundo onírico es pobre. No sabemos si es tan así, pero aboguemos por los mejores descansos.

A veces es indispensable ser un destino manifiesto o, dicho de una manera más literal, ser evidente, predecible. Digamos lo que queremos y cumplámoslo. Si nos deseamos a nosotros mismos (y al prójimo) felices sueños, hagamos lo que esté al alcance para que realmente sea así.

Una cama fresca, un cuarto liviano en aires, el perfecto abrigo, la sonoridad exacta, las preocupaciones en su justa medida ¿Se vislumbra? No son tantas las peticiones indispensables para tener los mejores descansos. Desde aquí, naturalmente, te los deseamos en demasía.

Tendencia abusiva y perjudicial en el hombre: la preocupación. Si pensar que lo que está lejano agobia ya, que merece una resolución incluso en esos instantes donde no se puede hacer nada. No decimos que seas un holgazán libertario, pero trata de medir los entuertos en su justa proporción. Tu salud física y mental es la que está en juego.

Nada mejor que sentir que la jornada ha terminado y que hemos cumplido. Hay una secreta felicidad en nuestro interior que lo inunda todo y tal vez hasta esbozamos una sonrisa de satisfacción ¡Es hermoso vivir! Y, podemos añadir: la vida es también dormir, ergo, es hermoso lo segundo en grado sumo.

Vivir la vida como si cada jornada fuera la última, querer sin reservas, hacer sin tapujos, efectuar sin temores ni miedos al qué diran. Se dice que buscamos la felicidad, por ende, sería bueno tener en cuenta esas cuestiones. Todo eso efectuado con los mejores descanso, obviamente.

Y como aquí anhelamos que los sueños placenteros no solo sean para ti, querido lector, sino para todos a los que le comuniques estas hermosas imágenes, que de algún modo exudan ese descanso, lo apocado de la noche, la tranquilidad de esa oscuridad bienvenida que ya se aproxima.

Buenas noches para todos y todas. Sabemos de lo vital que es dormir y, sobre todo, hacerlo del mejor modo. Aprendemos que el descanso nos determina de una manera absoluta para la jornada subsiguiente: el humor, las ganas, apetencias, realmente todo. Así que cuidemos semejante bendición que es el descanso en una confortable cama.

Y si eres religioso, nunca estará de más una plegaria; pero sobre todo un agradecimiento al Dios que tanto nos da. Ya es un milagro poseer una vida, tener amigos, buscar la felicidad, compartir grandes experiencias, conocer flamantes realidades y todo lo atinente al diario existir del que estamos hechos.

La vida es un auténtico milagro, aunque el fragor y la vorágine de la vida haga que no olvidemos de ello. Todo es milagroso porque cada instante es único ¿Por qué venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cómo es que este retazo de materia denominado yo, este trozo de cosmos, existe, padece, ama, anhela, se esperanza? No lo sabremos; pero no debemos olvidar que todo es magnífico.

Y desearles las bondades de unas hermosas noches a todas las personas que nos rodean. Porque si hay una felicidad, si conocemos lo que nos hace bien, no puede haber egoísmos, sino proliferación absoluta de lo bueno en nuestros anhelos.

Hay un ritmo distinto, una cadencia especial, una sonoridad particular en la noche. Es como que todo nos invita a que nos adentremos en el mundo onírico, hay algo en el ambiente que nos anuncia que la jornada ya terminó, la madre naturaleza tal vez sea la aseveradora de esas grandes verdades. Y nosotros, como sus tiernos hijos, acatamos esas órdenes ¡Un buen descanso para todos y todas!

Tal vez si nos anunciamos una y otra vez lo que queremos lo podamos hacer real. Como, por ejemplo, tener un buen sueño, sumergirnos en las tiernas sábanas, descansar en la profundidad absoluta hasta perder cualquier clase de individualidad. Ya no somos, por un momento, el yo que creemos ser ¿Dónde estamos? ¿La motilidad desapareció, entonces? La magia de la noche.

Estas imágenes pueden fungir muy bien de una suerte de introducción para que descanses del mejor modo. A veces al cuerpo hay que prepararlo, conocerlo para que se adentre en esas flamantes situaciones o que por lo menos  rompen con lo anterior. Aunque ya sabes que el uso de celular debe ser limitado para no atentar en la calidad del sueño.

Que el silencio de la noche sea tu único amigo, que lo único que tus oídos reciban sea la orquesta de tu fisiología, así puedes tener realmente el mejor de los descansos. Para ti y para todos tus seres queridos.

Práctica estoica y pitagórica: luego de una larga jornada con muchos sucesos, metas cumplidas, acontecimientos predichos y realizados, estar contentos con lo logrado. Y, por último, decir una hermosa frase:” hemos vivido”.

El silencio que deja todo en su lugar, el estancamiento que no permite que nada se vaya de su cauce, la tranquilidad, el rirmo de lo que no posee ningún apuro, la oscuridad, lo nocturno y taciturno de cada uno de nosotros en esos instantes. Misión cumplida luego de una larga jornada, que tal vez tuvo sinsabores, molestias, deseos truncos. Pero no te preocupes: lo que no fue hoy, podrá ser perfectamente mañana.

Estas imágenes te van acompañar en esos últimos momentos. Tal vez sean buenas, indispensables para cambiar las energías, para bajar un poco las andanzas y el ritmo y saber, finalmente, que es hora de descansar. Las preocupaciones las soslayamos momentáneamente, ya habrá tiempo para resolver cualquier dilema o discordia. Asimismo, los sueños pueden esperar un poco. No se nos escaparán; siempre aguardan a esos corazones ávidos de logros.

Aquí te hemos dejado un buen número de imágenes, 60 en total, para que vayas a la cama del mejor modo, resguardado lo que consideramos vital como es el sueño de cada día. La frutilla del postre de la jornada y el mejor acicate para continuar.

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *