0

Imágenes con frases de Steve Jobs y citas célebres inspiradoras

Muchos pensadores han recalcado la idea de bastarse uno mismo. Bastarse en el amor, en los sueños y, sobre todo, en la felicidad. El motivo es evidente: depender de uno hace las cosas muy sencillas, ya que el prójimo siempre se nos escapa incluso estando a unos metros de distancia. Sin embargo, también es bueno seguir el precepto contratio, por lo menos en determinadas cuestiones ¿Qué queremos afirmar? Que es indispensable aprender, que otros han surcado con éxito este mundo antes que nosotros, que la sabiduría, en todo caso, es un alimento sumamente social. Por ese motivo te mostramos imágenes con frases de Steve Jobs y, como añadido, citas célebres que te llenarán de inspiración.

 

Imágenes con frases de Steve Jobs

Hay ciertos seres que tienen un rasgo azarosamente maravilloso: obtienen la posteridad sin buscarla. Porque Steve Jobs no era un Aquiles dispuesto a llenar las tierras con su nombre, sino alquien que quería cumplir sus sueños, rendir al máximo, entender que lo que no hace uno lo termina realizando algún otro, posiblemente con nuestro consentimiento.

Mucho se dirá, sobre todo cuando comiences a llamar la atención por tus capacidades. A veces el camino es recto, por más meandros que exhiba desde lejos. Nunca te desvíes; ten siempre presente el norte que te ilumina a cada instante.

Los grandes sueños de nuestra vida se pueden materializar, pero al precio de llevar adelante esfuerzos colosales ¿Molesta?  ¿Angustia que con un simple desear no eclosione la realidad anhelada? No somos deidades y nos ganaremos el pan, dice la Biblia, con el sudor de nuestra frente. Así que hay que comprender que todo cuesta, que nadie regala por lo general nada; pero que la transformación de lo circundante según propias apetencias es siempre posible.

Lo que se hace bien se realiza con amor. No hay otra opción. Llamémosle ganas, energía písiquica, pulsión, lo que sea; es Eros el que habla por nosotros ¿No nos crees, querido lector? ¿Deseas alguna especie de prueba? Muy bien: seguramente te ha pasado que lo que efectuas con mucho esfuerzo, esperanza y amor lo consideres casi perfecto y sino piensa en cómo reaccionas ante críticas ajenas.

Innovar es imaginar, imaginar, en gran medida, es ver lo que no es en lo que es. Claramente hay o puede haber un componente de recursividad, pero lo que existe sobremanera es el salto cualitativo, la diferencia, lo flamante, lo inaudito y no visto nunca. Eso es lo que acaece solo con algunos; el resto sigue más o menos avezadamente.

Desde el momento que creamos algo, ese producto se va de nuestras manos. No vamos a decir que no nos pertenece más, aunque es cierto que adquiere otro propietario muy particular: el crítico, que lo analizará bien o mal. No nos tenemos que preocupar nunca por ello: es señal de nuestra imaginación, de las ganas que tenemos de modificar las reglas y cuestiones por el estilo.

Siempre el porvenir es provechoso para aquellos espíritus soñadores. El soñador es tan idealista que termina siendo materialista: comprende, aunque suene contradictorio, que la realidad, por lo menos para él, es imperfecta y merece ser mejorada ¿Adivinen quién tiene las herramientas para modificarla? El que pensó un futuro que medra lo inmediato, claro está.

Hagamos la diferencia, desde el lugar en el que estemos ¡Qué maravilloso sería el mundo donde cada persona está en el lugar correcto y da, siempre, lo máximo sin ninguna reserva! Esa es una de las grandes sabidurías de Steve Jobs.

La historia humana la hacen los hombres. Y si a veces nos niega o frusta, es que otros la hacen también. Lo mismo acaecen con los sueños, que no son más que historia en potencia: si nosotros no los cumplimos, es factible que prójimos con más coraje lo hagan. Así que la moraleja es simple: efectúa lo que amas, crea oportunidades, inventa, sé rápido.

Las mentes innovadoras, las que cambias en algún ámbito las vidas de las personas, tienen un rasgo muy sabroso y pecular: nunca se quedan sentadas, tranquilas, hasta que su sed de sueños se haya apagado. Comprender que el estancamiento no lleva a nada; es un pésimo tonificador del alma.

Ir con la absoluta tranquilidad a tu casa de que el día valió la pena, apagar la mente, cerrar los ojos con la parsimonia que se dio todo y mucho más. Siempre esforzándose, teniendo al denuedo como el mejor aliado.

Puro movimiento, pura ideación; nada de contentarse, nada de anquilosarse. Preceptos básicos de la creación.

Imágenes con frases inspiradoras

Siempre podemos tener acceso a imágenes que nos llenen de inspiración, admiración. Sí, sentimos en nuestro interior que ese apotegma, determinada sentencia o dicho encierra tanto, anuncia demasiado de nosotros, nos expresa como la carta más legible.

A veces cuando la estupidez reina el silenciarse es lo mejor que podemos hacer. Sí, posiblemente podríamos afirmar grandes cosas, de hecho una impaciencia nos impulsa a hacer; pero cavilamos un poco y nos damos cuenta que nuestras palabras frente a oídos necios poco hacen.

La comparación es angustiante, sencillamente porque en la excesiva perfección siempre hallarás a alguien mejor en algún aspecto. Pero de eso no se trata: la cuestión es ser lo mejor que podamos en cuanto nosotros mismos; un brillo único e irrepetible.

La atracción de lo que merecemos no es un concepto metafísico o realidad superior a lo superficial. No, es el simple resultado de nuestro accionar, de darnos cuenta en algún punto que lo que nos pasa es resultado del arduo trabajo, la bondad sempiterna, el cariño, el resto y todos los valores positivos que podamos esbozar en esta corta vida.

No tanto lo que dicen otros nos debe afectar; por lo menos a esos vocablos sometámoslo a un tamiz ¿Qué queremos decir? Que la palabra de todos no vale por igual, que existen sujetos en nuestra vida que por múltiples motivos adquieren un peso especial, una voz de autoridad, para llamarlo de alguna manera.

Cualquier sueño merece actividad ¿Sino de qué manera lo vamos a conseguir, ante una vida que es un campo minado? Pero, lo ratificado es igualmente cierto: por más obtenido lo anhelado cualquier decaimiento destruye nuestro intelecto, nos llena de un sopor totalmente inconveniente para futuras conquistas.

Pensemos no tanto en el sitio a donde queremos arribar y si, por lo menos, en el salir donde estamos sumergirdos ahora ¿Es muy poco? No, realmente, ya que las grandes construcciones siempre se han hecho paso a paso, peldaño tras peldaño y nunca luego de un salto largo que puede culminar con una caída estrepitosa.

El no puedo es una frase terrible. Nunca sabemos a ciencia cierta si el estado fisiológico y mental del impedimento viene antes o las simples palabras se transfiguran en un estorbo para lo primero. Sea como sea es sinónimo de inactividad, de miedos, estancamiento, confort por antonomasia, falta de incomodidad; en definitiva, nada de lo que tenga que ver con el crecimiento o la fotaleza de cumplir un gran sueño.

Hay que ir por todo aunque suene exagerado si realmente lo sentimos así. El primer paso de todo movimiento hacia el éxito es la creencia en uno, la seguridad de la fortaleza y el portento propio para la consecución de lo perseguido. Sin eso, no hay nada.

Agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *